Publicaciones de España

Titulares de España

  • Luis Ayllón, premio «Personalidad iberoamericana del año»

    El corresponsal diplomático de ABC, Luis Ayllón, ha recibido el premio «Personalidad Iberoamericana del Año», que concede la Organización de Periodistas Iberoamericanos (OPI), en una gala que se desarrolló en el Salón de Embajadores Rubén Diario de Casa América. El Comité Ejecutivo de la OPI, con su presidente �lvaro Julio Martínez, al frenteEl corresponsal diplomático de ABC de Luis Ayllón, quien durante 30 años ha seguido informativamente la política exterior española, con una incidencia especial en las relaciones con Iberoamérica. La OPI valoró que, desde su puesto como Corresponsal Diplomático de ABC, Ayllón ha viajado a un centenar de países para cubrir eventos internacionales y viajes oficiales de Sus Majestades los Reyes y de varios presidentes de Gobierno y ministros españoles y ha estado presente en 21 de las 24 cumbres iberoamericanas celebradas hasta la fecha. Los Premios Personalidad Iberoamericana del Año que concede la OPI, organización creada en 1997, tienen como objetivo distinguir a periodistas de diversos países del mundo y figuras representativas de la comunidad internacional que desde sus respectivas responsabilidades aportan su dedicación y esfuerzo por lograr un mundo mejor. En la misma gala fueron premiados Jineth Bedoya, subdirectora del diario «El Tiempo» de Colombia, Raúl Gorrín , presidente de Globovisión; José Benarroch, presidente de la Unión Sefardí Mundial de Israel; Inés Ferré, periodista argentina de Al Jazeera América; José Levy, corresponsal jefe de CNN en Oriente Próximo; el periodista colombiano César Augusto Orozco; el animador venezolano de Televisión Guillermo «Fantástico» González; Sadia Cohen, presidente de la Fundación Don Juan de Borbón España-Israel; y el periodista uruguayo Javier Benítez.
    El corresponsal diplomático de ABC, Luis Ayllón, ha recibido el premio «Personalidad Iberoamericana del Año», que concede la Organización de Periodistas Iberoamericanos (OPI), en una gala que se desarrolló en el Salón de Embajadores Rubén Diario de Casa América. El Comité Ejecutivo de la OPI, con su presidente ?lvaro Julio Martínez, al frenteEl corresponsal diplomático de ABC de Luis Ayllón, quien durante 30 años ha seguido informativamente la política exterior española, con una incidencia especial en las relaciones con Iberoamérica. La OPI valoró que, desde su puesto como Corresponsal Diplomático de ABC, Ayllón ha viajado a un centenar de países para cubrir eventos internacionales y viajes oficiales de Sus Majestades los Reyes y de varios presidentes de Gobierno y ministros españoles y ha estado presente en 21 de las 24 cumbres iberoamericanas celebradas hasta la fecha. Los Premios Personalidad Iberoamericana del Año que concede la OPI, organización creada en 1997, tienen como objetivo distinguir a periodistas de diversos países del mundo y figuras representativas de la comunidad internacional que desde sus respectivas responsabilidades aportan su dedicación y esfuerzo por lograr un mundo mejor. En la misma gala fueron premiados Jineth Bedoya, subdirectora del diario «El Tiempo» de Colombia, Raúl Gorrín , presidente de Globovisión; José Benarroch, presidente de la Unión Sefardí Mundial de Israel; Inés Ferré, periodista argentina de Al Jazeera América; José Levy, corresponsal jefe de CNN en Oriente Próximo; el periodista colombiano César Augusto Orozco; el animador venezolano de Televisión Guillermo «Fantástico» González; Sadia Cohen, presidente de la Fundación Don Juan de Borbón España-Israel; y el periodista uruguayo Javier Benítez.

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 1:13 pm

  • Los disturbios en Barcelona, liderados por profesionales perfectamente organizados

    Enormemente violentos, perfectamente organizados, en ningún caso espontáneos del disturbio. Los Mossos d’Esquadra tienen claro que el estallido de violencia vivido en el barrio de Gracia durante la última semana tras un desalojo okupa no puede atribuirse a un fenómeno puntual, espontáneo, fruto de una noche de furia. Se trata, apuntan, de una actuación, organizada, planificada y sistemática de un grupo muy reducido de violentos que se amparan en la masa que los jalea y cubre para actuar a sus anchas. El director de la policía autonómica, Albert Batlle, cifró esta semana en 50 el número de profesionales de la algarada que han liderado los disturbios en Barcelona estos días, una cantidad que otras fuentes elevan hasta 200. De hecho, la cifra de dos centenares es la que tradicionalmente ha señalado la policía autonómica como la responsable de las algaradas que de manera periódica se han ido reproduciendo en los últimos años en la ciudad. Desde que los mitificados miembros del llamado «black block» –una suerte de internacional del disturbio– empañaron las protestas antiglobalización en Barcelona, mucho se ha especulado con el origen y motivaciones de los profesionales del disturbio. Bien vinculados a un movimiento okupa de larga tradición en Barcelona, con conexiones con redes anarquistas internacionales y antisistema, o a veces sin una motivación política clara, el fenómeno de la violencia urbana no siempre es fácil de clasificar. Un punto de inflexión se produjo en lo que se conoció como «macrobotellón» del Raval, en marzo de 2006, una noche de violencia desatada, sin trasfondo político, pero que tomaba el relevo, a lo grande, de los tradicionales incidentes vividos año tras año durante las fiestas de verano de Gracia, en ambos casos con el alcohol como combustible. De hecho, es desde entonces que se apela de forma recurrente a la cifra de los 200 violentos, con sus correspondientes relevos generacionales, aunque el movimiento okupa más ideologizado abomina de lo que se conoció durante años como la «kale borracha» –más masiva, esta sí de carácter espontáneo , habitual tras las celebraciones por títulos del Barça–. La Policía autonómica reconoce que se trata de fenómenos distintos. Incendiar un furgón Testigos directos de lo sucedido en Gracia estos días hablan de una pauta habitual de comportamiento: grupos muy reducidos de encapuchados, con las tareas perfectamente distribuidas. Una avanzadilla para comprobar la ausencia de policía da paso a grupos con grandes mazas de obra que revientan escaparates, cabinas telefónicas o, si se tercia, coches aparentemente de lujo, como los destrozados esta semana en calles como Gran de Gracia. Tras los de la maza, entra otro grupo con miniartefactos incendiarios hechos a partir de pastillas para encender fuego, más seguros de manejar que el tradicional «cóctel molotov», pero más eficaces cuando se trata de quemar contenedores. «Van perfectamente organizados, da miedo», reconocía a este diario un vecino cuyo balcón se asoma directamente sobre la «zona cero» de los disturbios de estos días en Gracia. Para alarma de la policía, esta semana se ha dado un salto cualitativo, cuando un furgón de los Mossos fue rociado con líquido disolvente para a continuación recibir el impacto de una bengala, en un intento claro de incendiar el vehículo. Evidentemente, sostiene la policía, esto no se improvisa. PP: «Colau por omisión» En paralelo al análisis y actuación policial contra el fenómeno, no se detiene la controversia política. Ayer mismo, el líder del grupo del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, denunció que la alcaldesa Ada Colau siguió pagando al menos durante medio año el alquiler de los okupas de Gracia: desde julio, cuando se conoció que el Consistorio de CiU subvencionaba a los «squatters», hasta diciembre, cuando se rescindió el contrato. Colau, culpable «por omisión», sostiene el PP.
    Enormemente violentos, perfectamente organizados, en ningún caso espontáneos del disturbio. Los Mossos d??Esquadra tienen claro que el estallido de violencia vivido en el barrio de Gracia durante la última semana tras un desalojo okupa no puede atribuirse a un fenómeno puntual, espontáneo, fruto de una noche de furia. Se trata, apuntan, de una actuación, organizada, planificada y sistemática de un grupo muy reducido de violentos que se amparan en la masa que los jalea y cubre para actuar a sus anchas. El director de la policía autonómica, Albert Batlle, cifró esta semana en 50 el número de profesionales de la algarada que han liderado los disturbios en Barcelona estos días, una cantidad que otras fuentes elevan hasta 200. De hecho, la cifra de dos centenares es la que tradicionalmente ha señalado la policía autonómica como la responsable de las algaradas que de manera periódica se han ido reproduciendo en los últimos años en la ciudad. Desde que los mitificados miembros del llamado «black block» ??una suerte de internacional del disturbio?? empañaron las protestas antiglobalización en Barcelona, mucho se ha especulado con el origen y motivaciones de los profesionales del disturbio. Bien vinculados a un movimiento okupa de larga tradición en Barcelona, con conexiones con redes anarquistas internacionales y antisistema, o a veces sin una motivación política clara, el fenómeno de la violencia urbana no siempre es fácil de clasificar. Un punto de inflexión se produjo en lo que se conoció como «macrobotellón» del Raval, en marzo de 2006, una noche de violencia desatada, sin trasfondo político, pero que tomaba el relevo, a lo grande, de los tradicionales incidentes vividos año tras año durante las fiestas de verano de Gracia, en ambos casos con el alcohol como combustible. De hecho, es desde entonces que se apela de forma recurrente a la cifra de los 200 violentos, con sus correspondientes relevos generacionales, aunque el movimiento okupa más ideologizado abomina de lo que se conoció durante años como la «kale borracha» ??más masiva, esta sí de carácter espontáneo , habitual tras las celebraciones por títulos del Barça??. La Policía autonómica reconoce que se trata de fenómenos distintos. Incendiar un furgón Testigos directos de lo sucedido en Gracia estos días hablan de una pauta habitual de comportamiento: grupos muy reducidos de encapuchados, con las tareas perfectamente distribuidas. Una avanzadilla para comprobar la ausencia de policía da paso a grupos con grandes mazas de obra que revientan escaparates, cabinas telefónicas o, si se tercia, coches aparentemente de lujo, como los destrozados esta semana en calles como Gran de Gracia. Tras los de la maza, entra otro grupo con miniartefactos incendiarios hechos a partir de pastillas para encender fuego, más seguros de manejar que el tradicional «cóctel molotov», pero más eficaces cuando se trata de quemar contenedores. «Van perfectamente organizados, da miedo», reconocía a este diario un vecino cuyo balcón se asoma directamente sobre la «zona cero» de los disturbios de estos días en Gracia. Para alarma de la policía, esta semana se ha dado un salto cualitativo, cuando un furgón de los Mossos fue rociado con líquido disolvente para a continuación recibir el impacto de una bengala, en un intento claro de incendiar el vehículo. Evidentemente, sostiene la policía, esto no se improvisa. PP: «Colau por omisión» En paralelo al análisis y actuación policial contra el fenómeno, no se detiene la controversia política. Ayer mismo, el líder del grupo del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, denunció que la alcaldesa Ada Colau siguió pagando al menos durante medio año el alquiler de los okupas de Gracia: desde julio, cuando se conoció que el Consistorio de CiU subvencionaba a los «squatters», hasta diciembre, cuando se rescindió el contrato. Colau, culpable «por omisión», sostiene el PP.

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 1:00 pm

  • Bogotá rompe con el ELN por el secuestro de los periodistas

    «Nada va a evitar que siga recorriendo Colombia. En este país se hace mucha reportería de escritorio», fue uno de los tantos mensajes que la periodista colombo-española, Salud Hernández Mora, entregó a los medios locales tras seis días de secuestro en la provincia de Norte de Santander, fronteriza con Venezuela. «Desde el primer momento estuve retenida contra mi voluntad. Yo siempre he sido imprudente. Creo que un reportero siempre tiene que ser imprudente. Si no lo es, el 70 por ciento de las cosas no las conseguiríamos», añadió la periodista, quien llegó a Colombia en 1997, se nacionalizó en 2002 y ha sido una crítica implacable contra el presidente Juan Manuel Santos, reelegido hasta el 2018 justamente por prometer firmar la paz con los grupos rebeldes. En las columnas que publica semanalmente en el diario «El Tiempo», Salud argumenta que Santos, con el 20 por ciento de popularidad, está hablando de un posconflicto que no existe porque hay zonas de Colombia, como en la que estuvo secuestrada, que son verdaderas repúblicas independientes, llenas a reventar de cultivos de coca y lideradas por diferentes bandas criminales. Por lo pronto, el secuestro de Salud y de otros dos reporteros del canal privado colombiano RCN que también fueron liberados, produjo un resultado concreto. Quedaron congeladas las negociaciones que Santos había empezado hace un par de meses con el Ejército de Liberación Nacional, (ELN, la segunda guerrilla del país). «No activaremos ninguna mesa de diálogos mientras el ELN no libere a todos los secuestrados y renuncie definitivamente a este crimen de lesa humanidad», dijo. «No sentí miedo» Según la Fundación País Libre, ONG especializada en este delito, desde 1986 hasta el primer semestre del 2016, han sido secuestrados por el ELN 5.862 personas. «Mi retención no fue nada. Admiraba a los que estuvieron secuestrados durante años y que resistieron. Todos esos días he cambiado de sitio varias veces. Los traslados duraban varias horas por la noche. Cuando empezaba a oscurecer te movían al siguiente sitio. Me he pasado el tiempo mirando al cielo, si lo veía, y si no mirando al techo», anotó. Salud fue explícita al agradecerle a la Iglesia Católica por su liberación y mantuvo silencio cuando le preguntaron por los esfuerzos del Gobierno en rescatarla. ¿Sintió miedo? «Yo sé que suena prepotente pero no siento miedo en esas circunstancias, nunca lo tengo. La única preocupación mía era la preocupación de mi familia, de mis amigos y también la preocupación cuando vi que había operativos, la preocupación por esos militares, por esos soldados y dije Dios mío que no vaya a pasarles nada por mí, eso sí me angustia, porque me parecería una muerte innecesaria».
    «Nada va a evitar que siga recorriendo Colombia. En este país se hace mucha reportería de escritorio», fue uno de los tantos mensajes que la periodista colombo-española, Salud Hernández Mora, entregó a los medios locales tras seis días de secuestro en la provincia de Norte de Santander, fronteriza con Venezuela. «Desde el primer momento estuve retenida contra mi voluntad. Yo siempre he sido imprudente. Creo que un reportero siempre tiene que ser imprudente. Si no lo es, el 70 por ciento de las cosas no las conseguiríamos», añadió la periodista, quien llegó a Colombia en 1997, se nacionalizó en 2002 y ha sido una crítica implacable contra el presidente Juan Manuel Santos, reelegido hasta el 2018 justamente por prometer firmar la paz con los grupos rebeldes. En las columnas que publica semanalmente en el diario «El Tiempo», Salud argumenta que Santos, con el 20 por ciento de popularidad, está hablando de un posconflicto que no existe porque hay zonas de Colombia, como en la que estuvo secuestrada, que son verdaderas repúblicas independientes, llenas a reventar de cultivos de coca y lideradas por diferentes bandas criminales. Por lo pronto, el secuestro de Salud y de otros dos reporteros del canal privado colombiano RCN que también fueron liberados, produjo un resultado concreto. Quedaron congeladas las negociaciones que Santos había empezado hace un par de meses con el Ejército de Liberación Nacional, (ELN, la segunda guerrilla del país). «No activaremos ninguna mesa de diálogos mientras el ELN no libere a todos los secuestrados y renuncie definitivamente a este crimen de lesa humanidad», dijo. «No sentí miedo» Según la Fundación País Libre, ONG especializada en este delito, desde 1986 hasta el primer semestre del 2016, han sido secuestrados por el ELN 5.862 personas. «Mi retención no fue nada. Admiraba a los que estuvieron secuestrados durante años y que resistieron. Todos esos días he cambiado de sitio varias veces. Los traslados duraban varias horas por la noche. Cuando empezaba a oscurecer te movían al siguiente sitio. Me he pasado el tiempo mirando al cielo, si lo veía, y si no mirando al techo», anotó. Salud fue explícita al agradecerle a la Iglesia Católica por su liberación y mantuvo silencio cuando le preguntaron por los esfuerzos del Gobierno en rescatarla. ¿Sintió miedo? «Yo sé que suena prepotente pero no siento miedo en esas circunstancias, nunca lo tengo. La única preocupación mía era la preocupación de mi familia, de mis amigos y también la preocupación cuando vi que había operativos, la preocupación por esos militares, por esos soldados y dije Dios mío que no vaya a pasarles nada por mí, eso sí me angustia, porque me parecería una muerte innecesaria».

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 12:47 pm

  • La imputación de la tesorera del PP acentuaría la brecha entre el partido y el grupo municipal

    La posible imputación de la actual tesorera y gerente del PP Carmen Navarro en el marco de la investigación del presunto delito electoral por parte del partido en Valencia podría tener importantes consecuencias políticas en la formación. Tal como avanzó ABC el pasado miércoles, el Ministerio del Interior ha notificado al Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, encargado del supuesto blanqueo de capitales en el grupo del PP del Ayuntamiento, que la administradora general de las elecciones municipales que son objeto de sospecha fue la actual tesorera. Esta documentación se ha facilitado tras la petición por parte del juez Víctor Gómez tras ampliar la investigación del blanqueo a la de un presunto delito electoral por la procedencia supuestamente ilícita del dinero con el que se financiaron las campañas del partido. La intención del instructor es identificar a los responsables electorales siguiento el artículo 149 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General. En él se especifica que el delito afectaría a los administradores generales y de las candidaturas de los partidos que falseen las cuentas, reflejando u omitiendo indebidamente en las mismas aportaciones o gastos o usando de cualquier artificio que suponga aumento o disminución de las partidas contables. En el caso de dos de las campañas que se investigan, la de 2011 y la de 2015, el Ministerio del Interior identifica en su oficio que la Administradora General era Carmen Navarro y que no consta ningún administrador de la candidatura en ninguno de estos dos años. Sería, pues, una de las personas que, según fuentes cercanas a la causa, podrían ser imputadas en el marco de la investigación, dado que el delito electoral no se puede atribuir a un partido político, sino sólo a personas físicas. En el seno del PP no ocultan su preoupación sobre esta posibilidad. Si desde Génova ya existe descontento debido a la situación generada en Valencia, ahora el caso toca de lleno en la cúpula del partido sin que exista, indican, una responsabilidad directa de Carmen Navarro en los hechos, «sino que se debe únicamente a su cargo». Fuentes de la dirección regional del partido consideran que, en el caso de que la tesorera tuviera que declarar como investigada, se acabaría produciendo un enfrentamiento directo con el grupo municipal en sede judicial. «El PP se tiene que defender, como es lógico, puesto que no tenía nada que ver en la gestión de las cuentas del Ayuntamiento como ya explicó el representante jurídico en su declaración. Y esa defensa acabaría en un ataque hacia aquellos que se encuentran más cerca de los hechos», admiten. Una nueva brecha más que se uniría a la política. Las mismas fuentes entienden que si Carmen Navarro acabara teniendo que declarar, Génova aceleraría también la expulsión de los ediles, con un expediente informativo abierto en este momento que no se resolverá hasta después de elecciones. La intención del partido es abordar su situación inmediatamente después de los comicios, pero los acontecimientos judiciales podrían marcar igualmente estas decisiones. Aunque la instrucción del blanqueo está prácticamente finalizada, la del delito electoral (que previsiblemente acabe en una pieza separada) se extenderá más en el tiempo y todavía no está claro a quién podría alcanzar.
    La posible imputación de la actual tesorera y gerente del PP Carmen Navarro en el marco de la investigación del presunto delito electoral por parte del partido en Valencia podría tener importantes consecuencias políticas en la formación. Tal como avanzó ABC el pasado miércoles, el Ministerio del Interior ha notificado al Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, encargado del supuesto blanqueo de capitales en el grupo del PP del Ayuntamiento, que la administradora general de las elecciones municipales que son objeto de sospecha fue la actual tesorera. Esta documentación se ha facilitado tras la petición por parte del juez Víctor Gómez tras ampliar la investigación del blanqueo a la de un presunto delito electoral por la procedencia supuestamente ilícita del dinero con el que se financiaron las campañas del partido. La intención del instructor es identificar a los responsables electorales siguiento el artículo 149 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General. En él se especifica que el delito afectaría a los administradores generales y de las candidaturas de los partidos que falseen las cuentas, reflejando u omitiendo indebidamente en las mismas aportaciones o gastos o usando de cualquier artificio que suponga aumento o disminución de las partidas contables. En el caso de dos de las campañas que se investigan, la de 2011 y la de 2015, el Ministerio del Interior identifica en su oficio que la Administradora General era Carmen Navarro y que no consta ningún administrador de la candidatura en ninguno de estos dos años. Sería, pues, una de las personas que, según fuentes cercanas a la causa, podrían ser imputadas en el marco de la investigación, dado que el delito electoral no se puede atribuir a un partido político, sino sólo a personas físicas. En el seno del PP no ocultan su preoupación sobre esta posibilidad. Si desde Génova ya existe descontento debido a la situación generada en Valencia, ahora el caso toca de lleno en la cúpula del partido sin que exista, indican, una responsabilidad directa de Carmen Navarro en los hechos, «sino que se debe únicamente a su cargo». Fuentes de la dirección regional del partido consideran que, en el caso de que la tesorera tuviera que declarar como investigada, se acabaría produciendo un enfrentamiento directo con el grupo municipal en sede judicial. «El PP se tiene que defender, como es lógico, puesto que no tenía nada que ver en la gestión de las cuentas del Ayuntamiento como ya explicó el representante jurídico en su declaración. Y esa defensa acabaría en un ataque hacia aquellos que se encuentran más cerca de los hechos», admiten. Una nueva brecha más que se uniría a la política. Las mismas fuentes entienden que si Carmen Navarro acabara teniendo que declarar, Génova aceleraría también la expulsión de los ediles, con un expediente informativo abierto en este momento que no se resolverá hasta después de elecciones. La intención del partido es abordar su situación inmediatamente después de los comicios, pero los acontecimientos judiciales podrían marcar igualmente estas decisiones. Aunque la instrucción del blanqueo está prácticamente finalizada, la del delito electoral (que previsiblemente acabe en una pieza separada) se extenderá más en el tiempo y todavía no está claro a quién podría alcanzar.

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 12:45 pm

  • Unicaja-Valencia Basket en directo

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 12:39 pm

  • UCAM Murcia-Real Madrid en directo

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 12:37 pm

  • Luis Santamaría: «La renovación del PP valenciano es imparable, gobierne quien gobierne»

    Con una enrevesada situación judicial y no más sencilla a nivel político, el actual diputado y exconseller Luis Santamaría ha asumido la ardua misión de dirigir, de forma temporal, el PP de Valencia desde la gestora con un primer objetivo: trasladar un mensaje convincente para las próximas elecciones generales del 26 de junio. ¿Cómo pretenden plantear la campaña electoral? Con ilusión. A pesar de que parecía que iba a ser una campaña con cierta desafección, hemos encontrado a la militancia muy implicada y con ganas de participar. Estamos haciendo reuniones todas las semanas y hemos movilizado a todos los distritos. «Es un error pensar que se puede eliminar el pensamiento que defiende el PP; Valencia no se puede construir sin él»Luis Santamaría ¿Mantienen el optimismo? Somos moderadamente optimistas. Salimos a ganar porque somos la única fuerza política que puede hacerlo sin faltar a la verdad y sin generar falsas expectativas. Enfrente nos encontramos a formaciones con muchas dudas y del PP no creemos que vaya a haber transferencia de voto porque no hay razones para no volver a votarlo a diferencia del resto. Podemos es una fuerza que hizo del final del bipartidismo y de la pluralidad el eje de su mensaje, pero ahora ha fagocitado a IU. Pedro Sánchez está hablando de desbancar al PP mientras utiliza las frases de Adolfo Suárez. Y, por último, Ciudadanos decía que las primarias eran la solución, pero no lo han cumplido. Es todo un galimatías ideológico. Estas elecciones están sirviendo para ver las carencias de los partidos frente al PP. Es un error pensar que se puede eliminar a las personas que piensan como el Partido Popular y Valencia no se puede construir sin él. Aun así puede haber más abstención. Haremos una campaña muy cercana. Tenemos identificadas las zonas que para nosotros resultan preferentes y ahí estará buena parte de la acción política. Hemos hecho un estudio muy detallado para intentar amarrar a la gente que nos votó y recuperar el de aquellos que no quisieron hacerlo el 20 de diciembre. ¿Contrastará esa imagen de campaña cercana con la que quieren hacer Podemos y Compromís? La plaza de toros era el escenario de fuerza del PP... Este es un periodo para hablar de nosotros y no de los demás. Lo que sí veo es que ese pacto es contra natura y no puede terminar bien. El presidente de la gestora de Valencia posa durante la entrevista con ABC- ROBER SOLSONA ¿Dónde tendrán más presencia? Iremos donde esté la gente. Este fin de semana hemos estado en el centro histórico y en la Malvarrosa, el pasado apoyando a la concertada. También acudiremos a los mercados. Tenemos ya cubiertos los actos, los equipos de redes sociales ya están trabajando… ¿Qué ofrecerán? Normalidad y sentido común. Valencia necesita serenidad. El tripartito está usando las instituciones para quebrar la convivencia ciudadana. A este Gobierno le sobran prejuicios ideológicos y le falta diálogo. El modelo social que defiende la Unión Europea es el mejor legado que podamos dejar a nuestros hijos y tenemos que saber llegar a acuerdos para ello. La única forma de garantizarlo es creando empleo, estando al lado de las clases medias, apoyando a los emprendedores, etc. Valencia nunca puede dejar de ser la tercera capital de España. En el PP estamos construyendo un nuevo proyecto sobre la base de un nuevo valencianismo que no sea sólo identitario y lingüístico. Creemos en uno reivindicativo, en asumir compromisos como la defensa de la financiación y las inversiones, además del respeto al resto de España, que otros no sabemos si comparten. ¿Cómo se enfrentan a una cita electoral con la situación tan dañada en el grupo municipal? Sería absurdo negar las dificultades que tenemos y sabemos que tenemos que ser humildes para aprender a no cometer los mismos errores. No vamos a minimizar la importancia de los casos de corrupción, por los que estamos pagando un alto precio político. ¿O es que alguien se piensa que la izquierda habría gobernado si no hubiéramos tenido los casos de corrupción? Lo que estamos intentando ahora es volver a levantarnos con trabajo. El principal interesado en que los casos se aclaren es el PP, pero lo que tenemos que hacer es mirar hacia el futuro. «Estamos apostando por reformar y huir de las fracturas»Luisa Santamaría ¿Qué plazos hay para resolver la situación de los concejales? Lo primero que quiero destacar es la importancia de la presunción de inocencia. No es justo que sólo se hable del PP en Valencia por las situaciones procesales. Me quedo con la enorme transformación de la ciudad gracias a este partido. A partir de ahí, existe un procedimiento que se está instruyendo desde Madrid que hay que respetar. El expediente se resolverá cuando considere Génova y la situación judicial cuando quieran los tribunales. ¿Cuál es ese futuro hacia el que miran? A corto plazo el 26-J y a medio 2019. El proceso de renovación del PP ya es imparable y se ha de hacer sí o sí, gobierne quien gobierne. Ofrecemos un proyecto que va mucho más allá de estas elecciones. Pero para vender ese proyecto necesitan una estructura que el ciudadano perciba legitimada. Claro. Pero yo no creo que nadie cuestione la legitimidad de Mariano Rajoy que sacó siete millones de votos. Además, tenemos pendiente la celebración de un congreso regional en el que todos los militantes puedan participar. Ahí se refrendará un proceso de renovación que ya ha comenzado. Sin embargo no se ha conseguido acelerar. Ahí creo que Isabel Bonig fue prudente. Hay otros partidos como el PSPV o Compromís que anunciaron congresos y luego los han tenido que suspender. Ella dijo que en función de la formación o no de Gobierno veríamos el calendario. Lo primero es trabajar para sacar un buen resultado y en cuanto se pueda haremos rápidamente el congreso. Por lo que estamos apostando es por reformar y huir sobre todo de las fracturas con un discurso regeneracionista en positivo. No lo hemos hecho todo mal. Luis Santamaría, en una cafatería de Valencia- ROBER SOLSONA ¿Con qué perfil de liderazgos quieren contar para esa regeneración? Queremos que sea un proceso de abajo a arriba. Quien quiera liderarlo en cualquiera de sus alternativas que se presente para ser refrendado por la militancia. Aquí primero están las ideas y el proyecto, luego vendrán las personas. A nivel interno se han cuestionado las decisiones de la dirección regional, sobre todo en relación con los ediles. En un partido es bueno que se discuta para valorar alternativas. Pero creo, y es mi opinión personal, que Isabel es una apuesta segura y que no hay nadie capaz de hablarle al militante como lo hace ella. «Isabel Bonig es una apuesta segura, no hay nadie capaz de hablar al militante como ella»Luis Santamaría ¿Que la financiación de las últimas campañas esté bajo sospecha ha obligado ha influido de alguna manera en el tema económico? En enero entró en vigor la nueva ley de financiación de partidos políticos y ese es el marco al que nos tenemos que ajustar todos, que además está bastante definido. Los partidos tenemos una cuenta de gastos electorales y nos tenemos que ceñir a las cantidades que la legislación permite. ¿Temen todo lo que pueda ir saliendo de Imelsa? Vivir con miedo no tiene sentido. Lo que tenga que salir que salga, no está en nuestra mano. De hecho, eso demuestra que las instituciones funcionan. El responsable de la gestora en la ciudad posa en una céntrica calle de Valencia- ROBER SOLSONA
    Con una enrevesada situación judicial y no más sencilla a nivel político, el actual diputado y exconseller Luis Santamaría ha asumido la ardua misión de dirigir, de forma temporal, el PP de Valencia desde la gestora con un primer objetivo: trasladar un mensaje convincente para las próximas elecciones generales del 26 de junio. ¿Cómo pretenden plantear la campaña electoral? Con ilusión. A pesar de que parecía que iba a ser una campaña con cierta desafección, hemos encontrado a la militancia muy implicada y con ganas de participar. Estamos haciendo reuniones todas las semanas y hemos movilizado a todos los distritos. «Es un error pensar que se puede eliminar el pensamiento que defiende el PP; Valencia no se puede construir sin él»Luis Santamaría ¿Mantienen el optimismo? Somos moderadamente optimistas. Salimos a ganar porque somos la única fuerza política que puede hacerlo sin faltar a la verdad y sin generar falsas expectativas. Enfrente nos encontramos a formaciones con muchas dudas y del PP no creemos que vaya a haber transferencia de voto porque no hay razones para no volver a votarlo a diferencia del resto. Podemos es una fuerza que hizo del final del bipartidismo y de la pluralidad el eje de su mensaje, pero ahora ha fagocitado a IU. Pedro Sánchez está hablando de desbancar al PP mientras utiliza las frases de Adolfo Suárez. Y, por último, Ciudadanos decía que las primarias eran la solución, pero no lo han cumplido. Es todo un galimatías ideológico. Estas elecciones están sirviendo para ver las carencias de los partidos frente al PP. Es un error pensar que se puede eliminar a las personas que piensan como el Partido Popular y Valencia no se puede construir sin él. Aun así puede haber más abstención. Haremos una campaña muy cercana. Tenemos identificadas las zonas que para nosotros resultan preferentes y ahí estará buena parte de la acción política. Hemos hecho un estudio muy detallado para intentar amarrar a la gente que nos votó y recuperar el de aquellos que no quisieron hacerlo el 20 de diciembre. ¿Contrastará esa imagen de campaña cercana con la que quieren hacer Podemos y Compromís? La plaza de toros era el escenario de fuerza del PP... Este es un periodo para hablar de nosotros y no de los demás. Lo que sí veo es que ese pacto es contra natura y no puede terminar bien. El presidente de la gestora de Valencia posa durante la entrevista con ABC- ROBER SOLSONA ¿Dónde tendrán más presencia? Iremos donde esté la gente. Este fin de semana hemos estado en el centro histórico y en la Malvarrosa, el pasado apoyando a la concertada. También acudiremos a los mercados. Tenemos ya cubiertos los actos, los equipos de redes sociales ya están trabajando? ¿Qué ofrecerán? Normalidad y sentido común. Valencia necesita serenidad. El tripartito está usando las instituciones para quebrar la convivencia ciudadana. A este Gobierno le sobran prejuicios ideológicos y le falta diálogo. El modelo social que defiende la Unión Europea es el mejor legado que podamos dejar a nuestros hijos y tenemos que saber llegar a acuerdos para ello. La única forma de garantizarlo es creando empleo, estando al lado de las clases medias, apoyando a los emprendedores, etc. Valencia nunca puede dejar de ser la tercera capital de España. En el PP estamos construyendo un nuevo proyecto sobre la base de un nuevo valencianismo que no sea sólo identitario y lingüístico. Creemos en uno reivindicativo, en asumir compromisos como la defensa de la financiación y las inversiones, además del respeto al resto de España, que otros no sabemos si comparten. ¿Cómo se enfrentan a una cita electoral con la situación tan dañada en el grupo municipal? Sería absurdo negar las dificultades que tenemos y sabemos que tenemos que ser humildes para aprender a no cometer los mismos errores. No vamos a minimizar la importancia de los casos de corrupción, por los que estamos pagando un alto precio político. ¿O es que alguien se piensa que la izquierda habría gobernado si no hubiéramos tenido los casos de corrupción? Lo que estamos intentando ahora es volver a levantarnos con trabajo. El principal interesado en que los casos se aclaren es el PP, pero lo que tenemos que hacer es mirar hacia el futuro. «Estamos apostando por reformar y huir de las fracturas»Luisa Santamaría ¿Qué plazos hay para resolver la situación de los concejales? Lo primero que quiero destacar es la importancia de la presunción de inocencia. No es justo que sólo se hable del PP en Valencia por las situaciones procesales. Me quedo con la enorme transformación de la ciudad gracias a este partido. A partir de ahí, existe un procedimiento que se está instruyendo desde Madrid que hay que respetar. El expediente se resolverá cuando considere Génova y la situación judicial cuando quieran los tribunales. ¿Cuál es ese futuro hacia el que miran? A corto plazo el 26-J y a medio 2019. El proceso de renovación del PP ya es imparable y se ha de hacer sí o sí, gobierne quien gobierne. Ofrecemos un proyecto que va mucho más allá de estas elecciones. Pero para vender ese proyecto necesitan una estructura que el ciudadano perciba legitimada. Claro. Pero yo no creo que nadie cuestione la legitimidad de Mariano Rajoy que sacó siete millones de votos. Además, tenemos pendiente la celebración de un congreso regional en el que todos los militantes puedan participar. Ahí se refrendará un proceso de renovación que ya ha comenzado. Sin embargo no se ha conseguido acelerar. Ahí creo que Isabel Bonig fue prudente. Hay otros partidos como el PSPV o Compromís que anunciaron congresos y luego los han tenido que suspender. Ella dijo que en función de la formación o no de Gobierno veríamos el calendario. Lo primero es trabajar para sacar un buen resultado y en cuanto se pueda haremos rápidamente el congreso. Por lo que estamos apostando es por reformar y huir sobre todo de las fracturas con un discurso regeneracionista en positivo. No lo hemos hecho todo mal. Luis Santamaría, en una cafatería de Valencia- ROBER SOLSONA ¿Con qué perfil de liderazgos quieren contar para esa regeneración? Queremos que sea un proceso de abajo a arriba. Quien quiera liderarlo en cualquiera de sus alternativas que se presente para ser refrendado por la militancia. Aquí primero están las ideas y el proyecto, luego vendrán las personas. A nivel interno se han cuestionado las decisiones de la dirección regional, sobre todo en relación con los ediles. En un partido es bueno que se discuta para valorar alternativas. Pero creo, y es mi opinión personal, que Isabel es una apuesta segura y que no hay nadie capaz de hablarle al militante como lo hace ella. «Isabel Bonig es una apuesta segura, no hay nadie capaz de hablar al militante como ella»Luis Santamaría ¿Que la financiación de las últimas campañas esté bajo sospecha ha obligado ha influido de alguna manera en el tema económico? En enero entró en vigor la nueva ley de financiación de partidos políticos y ese es el marco al que nos tenemos que ajustar todos, que además está bastante definido. Los partidos tenemos una cuenta de gastos electorales y nos tenemos que ceñir a las cantidades que la legislación permite. ¿Temen todo lo que pueda ir saliendo de Imelsa? Vivir con miedo no tiene sentido. Lo que tenga que salir que salga, no está en nuestra mano. De hecho, eso demuestra que las instituciones funcionan. El responsable de la gestora en la ciudad posa en una céntrica calle de Valencia- ROBER SOLSONA

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 12:36 pm

  • Así fue la tanda de penaltis de la final de Champions

    Fue un cuarto de hora cargado de emoción. Nueve lanzamientos que decidieron el destino de la final de la Copa de Europa disputada en Milán y que, finalmente, terminó teñida de blanco con un lanzamiento de Cristiano Ronaldo que no pudo atajar Oblak. Antes, hubo nervios, aciertos, mala fortuna... Repasamos una tanda de penaltis que ya es historia del fútbol español. Lucas Vázquez, gol: El canterano lanzó con su pierna derecha, raso y ajustado a su derecha, engañando a Oblak. Griezmann, gol: Buen golpeo del francés, con la zurda, engañando a Keylor Navas, cuya estirada a su izquierda fue estéril. Marcelo, gol: Muy buen penalti transformado por el brasileño, que golpeó con su pierna zurda a su derecha, muy pegado al palo. Si hubiera ido menos esquinado, Oblak lo hubiera detenido. Gabi, gol: El capitán rojiblanco lanzó fuerte, a su izquierda, con un disparo algo centrado y con mucha potencia ante el que no pudo hacer nada Navas. Bale, gol: El galés, visiblemente cojo, lanzó casi sin carrerilla y ajustó mucho su lanzamiento al palo de su derecha. Oblak, de nuevo, hizo la estatua. Saúl, gol: Mucha tranquilidad la del joven jugador del Atlético, cuyo lanzamiento con la zurda entró fácil pegado al palo de su izquierda. Rasito y con Keylor estirado hacia la otra parte de la portería Sergio Ramos, gol: El capitán blanco no falló esta vez ni tampoco lanzó a lo Panenka. Un pequeña parada antes de lanzar y enviar el balón raso a su derecha. Juanfran, al palo: Poca carrerilla, cara de circunstancias y un disparo ajustado al palo situado a la derecha de Keylor Navas. El portero, que acertó la intención, no tuvo que intervenir porque el balón se estrelló en la cepa del palo. Ronaldo, gol: Toda la responsabilidad quedaba para el portugués, que tras un partido gris, sabía que era su momento. Disparo fuerte con la derecha, a la izquierda de Oblak, que solo vio cómo el balón entraba para sellar la Undécima del Real Madrid.
    Fue un cuarto de hora cargado de emoción. Nueve lanzamientos que decidieron el destino de la final de la Copa de Europa disputada en Milán y que, finalmente, terminó teñida de blanco con un lanzamiento de Cristiano Ronaldo que no pudo atajar Oblak. Antes, hubo nervios, aciertos, mala fortuna... Repasamos una tanda de penaltis que ya es historia del fútbol español. Lucas Vázquez, gol: El canterano lanzó con su pierna derecha, raso y ajustado a su derecha, engañando a Oblak. Griezmann, gol: Buen golpeo del francés, con la zurda, engañando a Keylor Navas, cuya estirada a su izquierda fue estéril. Marcelo, gol: Muy buen penalti transformado por el brasileño, que golpeó con su pierna zurda a su derecha, muy pegado al palo. Si hubiera ido menos esquinado, Oblak lo hubiera detenido. Gabi, gol: El capitán rojiblanco lanzó fuerte, a su izquierda, con un disparo algo centrado y con mucha potencia ante el que no pudo hacer nada Navas. Bale, gol: El galés, visiblemente cojo, lanzó casi sin carrerilla y ajustó mucho su lanzamiento al palo de su derecha. Oblak, de nuevo, hizo la estatua. Saúl, gol: Mucha tranquilidad la del joven jugador del Atlético, cuyo lanzamiento con la zurda entró fácil pegado al palo de su izquierda. Rasito y con Keylor estirado hacia la otra parte de la portería Sergio Ramos, gol: El capitán blanco no falló esta vez ni tampoco lanzó a lo Panenka. Un pequeña parada antes de lanzar y enviar el balón raso a su derecha. Juanfran, al palo: Poca carrerilla, cara de circunstancias y un disparo ajustado al palo situado a la derecha de Keylor Navas. El portero, que acertó la intención, no tuvo que intervenir porque el balón se estrelló en la cepa del palo. Ronaldo, gol: Toda la responsabilidad quedaba para el portugués, que tras un partido gris, sabía que era su momento. Disparo fuerte con la derecha, a la izquierda de Oblak, que solo vio cómo el balón entraba para sellar la Undécima del Real Madrid.

    ?ltima Hora
    Publicado: 29 May 2016, 12:11 pm